SINOPSIS

Ante la mirada de un mundo atónito tras la invasión del Capitolio de Estados Unidos, Amanda Gorman tomó la palabra a continuación del presidente Joe Biden. Era la poeta más joven que recitaba en una ceremonia de investidura, como antes lo hicieron Robert Frost o Maya Angelou, y cautivó a millones de personas que veían en ella la luz de una esperanza, y en los versos de La colina que ascendemos, la inauguración de una nueva era.
Afroamericana criada por una madre soltera en un modesto barrio multicultural de Los Ángeles, defensora del medio ambiente, la igualdad racial y la justicia de género, Gorman es ya la voz de los olvidados.
Con sus palabras vigorosas y conmovedoras, como afirma Michelle Obama, nos recuerda el poder que cada uno de nosotros tenemos para defender nuestra democracia. ¡Sigue brillando, Amanda!.

FICHA TÉCNICA