SINOPSIS

Daniel Goleman revoluciona los tradicionales conceptos de inteligencia, afirmando que existe una que es mucho más efectiva que el coeficiente intelectual. La inteligencia emocional nos permite ser conscientes de que estamos frente a situaciones emocionales (ya sean positivas o negativas), nos ayuda a comprenderlas y a lidiar con ellas. Esta habilidad es la que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso, entre la felicidad y la desdicha.
La inteligencia emocional puede definirse como un conjunto específico de aptitudes que se hallan implícitas dentro de las capacidades abarcadas por la inteligencia social.
La inteligencia emocional de Daniel Goleman es una tesis increíble del potencial que puede desplegar una persona si desarrolla su inteligencia emocional. Sí, la inteligencia emocional se puede aprender, he allí la belleza de todo esto. Goleman nos presenta diferentes ejemplos de situaciones en las que claramente puede verse la efectividad de la inteligencia emocional, y además brinda los pasos a seguir, por así decirlo, para lograr ese aprendizaje.

FICHA TÉCNICA