SINOPSIS

Danny tenía cinco años, y a esa edad pocos niños saben que los espejos invierten las imágenes, y menos aún pueden diferenciar entre realidad y fantasía. Pero Danny tenía pruebas de que sus fantasías relacionadas con el resplandor del espejo acabarían cumpliéndose.
Su madre estaba pensando en el divorcio, y su padre, obsesionado con algo muy malo, tan malo como la muerte y el suicidio, necesitaba aceptar la propuesta de cuidar aquel hotel de lujo, con más de cien habitaciones y aislado por la nieve, durante seis meses. Hasta el deshielo iban a estar solos.

FICHA TÉCNICA