“Si callas la verdad y la entierras debajo de la tierra, crecerá y se acumulará un poder tan explosivo que el día en que estalle a través de ella explotará todo en su camino.” - Émile Zola

Para mí la literatura siempre jugó un papel importante, desde chico fui un apasionado por los libros de aventuras y fantasías. En mi casa hay una biblioteca enorme con cientos de libros. He leído clásicos y no tantos. Pero a medida que pasaban los años sentía que a la literatura le faltaba algo, sentía que la mayoría eran historias en las que me costaba sentirme parte.

Fue así que cuando me fui a vivir solo empecé a buscar entre los libros historias que me representaran, en las que si había una historia de amor, no fuera convencional, sino controversial. Es ahí donde leí mi primer libro de temática LGBT: Antes que anochezca de Reinaldo Arenas. Me acuerdo que después de leer ese libro quedé con miedo porque los relatos de su vida rozaban la melancolía y me dije que tal vez me deparaba, al igual que Reinaldo, una vida de sufrimientos. Entonces decidí que lo mejor iba ser reprimirlo.

Pasaron los años y todo fue disconformidad tras disconformidad hasta que un día en 2017, rebuscando entre las novedades de la librería fui a parar con un libro que decía en su tapa Yo Simon Homo Sapiens y no sé por qué pero leí entre líneas “Yo soy homosexual”, entonces mi cabeza hizo clic. Leí la contratapa y decía la gran historia de crecimiento para los lectores del siglo XXI. Me lo llevé a casa un sábado a la tarde y lo devoré en una sentada, literalmente no podía parar de leerlo. En la segunda página ya me sentí identificado al 100% con Simón, con sus miedos, sus inseguridades, y por sobre todo, con su secreto. Me acuerdo que terminé de leer el libro, me quedé mirando a la nada, pensando, lagrimeando porque no se trataba de la literatura, sino de mí, de como yo me sentía frente al mundo, de cómo un libro me llevó a pensar que no está mal ser diferente, o lo más importante, amar de manera diferente.

Desde aquel día siempre busco al menos dos o tres libros por año que sean de temática LGBT, gracias a eso conocí un montón de autores como Adam Silvera, Andre Aciman, Chris Pueyo, Mike Lightwood, Paul B. Preciado, Bruno Bimbi y Judith Butler (estos últimos dos no escriben ficción pero son de lectura recomendada para conocer más sobre la comunidad LGBTQI+).

 

 “En algún lugar de un libro hay una frase esperándonos para darle un sentido a la existencia”. - Miguel de Cervantes